Datos personales

Mi foto
Norway
Nací en la que posiblemente sea la ciudad más bonita del mundo; Granada. Enfermero y orgulloso de poder serlo, inicio un viaje a Noruega en busca de nuevas experiencias y de trabajo. Aquí os contaré mi historia y cómo es mi nueva vida en Noruega. ¿Me acompañáis?

viernes, 12 de octubre de 2012

2. Una mañana cualquiera....

La verdad sea dicha, las cosas vienen o se presentan cuando menos te lo esperas. Quién me iba a decir a mí que una mañana cualquiera, trabajando en mi queridísima UVI en Tenerife, charlando con mi queridísimo amigo Paco, iba a ser la semilla que germinara en mi viaje a Noruega.


Todos sabemos que cuando hablamos por vicio, saltamos de tema fácilmente y sin ninguna regla establecida. Una cosa llevó a la otra cuando, como casi siempre, salió el tema protagonista por excelencia; La Crisis. Por aquel mes de Diciembre de 2011, todos los sanitarios veíamos venir el toro, y estábamos bastante preocupados sobre toda la cantidad de recortes y otras medidas que se nos avecinaban, y que iban a hacer que el trabajo fuese peor y quedara mucha en gente en paro, entre ellas probablemente yo.

En ello estábamos cuando de repente le oí soltar aquello: "... ¡pues mi hermana se va a Noruega a trabajar!". Yo, que siempre suelo ser bastante risueño, me empecé a reir con tono de incredulidad: "...si, si... y yo mañana estoy de mañana en el Hospital General de Pekín...". Cuando se terminaron las risas y todo se volvió algo más serio, entonces entendí que era verdad. Ni siquiera de esta forma le dí mucha importancia, ya que le dije que me pasara el número de teléfono de la hermana o si le podría decir que ella me enviara más información de en que constaba ese trabajo en Noruega.

Al cabo de un rato (si, ese día tenía una mañana atípicamente tranquila) volví a hablar con él y me dió el teléfono y me explicó en qué consistía. Básicamente era que tu firmabas un contrato con una empresa noruega en el que hacías un curso de noruego (presencial u online), varios exámenes parciales y uno final y, que si lo pasabas te mandaban a Noruega para trabajar en una residencia primeramente y, después de tener más nivel de idioma, pasar al hospital. También que los gastos de vivienda (con luz y agua) y viajes en avión estaban cubiertos por esa empresa. Que queréis que os diga... mejor aún, ¿cómo hubieseis reaccionado vosotros?. Me sorprendió tanto, que a partir de ese momento me entró un gusanillo que decía que igual era factible. Teniendo esa información y el teléfono de la hermana, le dije que bueno, que mandaría el curriculum por mandarlo, ya que hay que tener la mayor cantidad de puertas abiertas cuando una mala situación se avecina.


Dicho esto, llegué a mi piso donde aquel día me esperaba para comer mi chica, Nuri. Le solté todo mientras comíamos y ella se quedó pensando cuando yo esperaba un: "¿tu estás loco?...jajajaj". Me contestó que no le parecía mala idea y que por mandar nuestros curriculums no perdíamos nada. Tengo que decir que su situación allí en Tenerife era algo peor que la mía, ya que ella empezó a trabajar un año después que yo y tenía contratos más cortos y algunos meses en paro, con lo que la idea de poder tener trabajo, lógicamente le atraía. Terminamos de comer y antes de mandar nada llamamos a esta empresa por teléfono para que nos dijera qué teníamos que enviar y cómo. Después de colgar mandamos los dos currículums, y fue ahí la primera vez que escuché la palabra "esperar" aunque aún no la odiaba tanto como ahora.


Vosotros, de momento, debéis esperar a la siguiente entrada y ver cómo se desarrolla todo...






3 comentarios:

Nuria Peña dijo...

que lejos parece que quedan todas esas conversaciones jejeje, y lo rápido que paso todo!!!!

Enrique dijo...

si! jejeje

Anita dijo...

Cochinos! Que hicisteis todo esto a escondidas!!!

Entradas populares